Endodoncia

Apoyados por imágenes digitales de diagnóstico, aseguramos excelentes postoperatorios, sin dolor y en menos tiempo.

La vitalidad de una pieza dentaria está dada por la pulpa, un tejido vivo compuesto por células y vasos sanguíneos alojados dentro del diente, en la corona (parte visible) y en la raíz (dentro del hueso, bajo la encía).

A veces, a esta zona llegan las bacterias y deben ser removidas mediante un tratamiento de conducto. Tal es el campo de acción de la Endodoncia. El tejido inflamado se elimina, para luego desinfectar el interior del diente y, finalmente, proceder al relleno o sellado de los conductos. Lo bueno de esta medida es que el diente es preservado, no se pierde por la infección. Por eso, es importante realizar un tratamiento oportuno.

Una buena noticia que podemos dar en Auil Odontología Clínica es que la precisión y calidad de los tratamientos se ha visto aumentada por el uso de la radiografía dental computarizada. El poder obtener imágenes inmediatas, exactas y fácilmente manipulables permite al endodoncista un trabajo preciso y seguro. Resultado para el paciente: excelentes postoperatorios, sin dolor y en menor tiempo.

aaaaqsqw
cxascdasdas