Electrocirugía

Una pequeña pero potente señal eléctrica permite hacer incisiones limpias y precisas.

La electrocirugía es una técnica que permite efectuar operaciones utilizando un dispositivo que, en lugar de cortar con filo, envía una señal eléctrica de alta frecuencia, la cual produce una incisión exacta y sin presión.

Dadas sus ventajas, su uso es rutinario en cirugía médica hospitalaria.

En odontología resulta muy conveniente, ya que al igual que el láser minimiza la hemorragia y permite exponer tejidos subyacentes para localizar zonas que se encuentran ocultas a simple vista. Permite una mejor cicatrización sin complicaciones.

La señal, además, tiene el efecto de eliminar bacterias en la zona incisión. Así, se facilita el acceso para realizar otras prácticas clínicas, como la ubicación exacta de márgenes en coronas y restauraciones estéticas, en la remodelación de rebordes desdentados, remoción de tejido hiperplásico, la ejecución de ciertos tipos de biopsias, remoción de tejido blando alrededor de terceros molares, coagulación en cirugías y blanqueamiento cosmético.

a4